El consumo te consume.

El verano pasado me encontraba en el aeropuerto de Houston., mi vuelo, al igual que otros vuelos ese día se retrasó debido a una tormenta eléctrica. Compré un jugo y busqué el lugar más aislado para tener un poco de paz en media del caos. Encontre un rincón solitario, agradable en la terminal A13 sólo para oír el locutor acerca de otro vuelo que se moveria a la sala A13 .
¿Seria mi suerte? ¿O intención del evento para mí escribir este artículo?. Independientemente vi mi pedacito de cielo en el aeropuerto venirse hacia bajo cuando vi en la puerta A13 un tren de gente moviendose en direccion mia. Con jugo en mano y sentado en el suelo me resigne por mí mismo en tomarlo como diversion en el ir y venir de personas. Lee este articulo en Ingles.

Siempre es divertido ver el flujo de personas que van y vienen, los objetos que transportan , la cantidad de cajas que traen consigo. Las maletas llenas hasta el borde con el equipaje y maletas con los zipperes repletos de tension para mantener la bolsa cerrada. Contando la cantidad de viajeros con camisetas del mismo color que van de voluntarios a países pobres para hacer una diferencia.

Uno de estos voluntarios era Cody, amante del kayak, apasionado buceador en sus 50’s de Vermont en camino a la Guayana Francesa. Él se unió a mí fiesta de la pasadera de gente, se vei un tipo bastante tranquilo. Terminamos en tener una conversación refrescante sobre la gente que hace todo tipo de desafíos extremos hoy en dia. Desde corriendo maratones locos a excursiones en bicicleta a través de continentes. El ir a extremos para consumir las comidas mas raras al yoga extremo, un estilo de vida completamente desafinados.

Consumption will consume you1

Consumption will consume you..

Todo es extremo este , extremo aquello, pensando que sus cuerpos puede tomar la paliza cada vez que se agrega un cambio radical a la misma. Algunos incluso quieren arrastrarte a sus llamadas rutinas extremas por el simple hecho de “que es saludable para usted”. Claro que eso es una gran manera de perder peso o de trabajar en tu autoestima, o simplemente en busca de un hábito que tu cuerpo necesita , pero cuando llegas a cierta edad tu cuerpo te dirá.. ¿sabes que la dieta extrema que me pusistes cuando estabas en tus años cuarenta? bueno, ¿adivina qué? Ahora es mi turno de decir que no me gustó!.

Dejemos eso para otro artículo. Me di cuenta de que hay otro tipo de extremismo siendo totalmente ignorado le dije: “El Consumo”. Ciertamente no es nuevo y lo que es preocupante es que vos y yo creemos que sólo los países ricos lo hacen, cuando más y más países en desarrollo se están uniendo a este tipo de comportamiento el de crear esta necesidad del consumo entre sus ciudadanos.

Los gobiernos están siendo asesorados por economistas enfermos y sus asesores acerca de lo que necesitan sus economías. Hay un famoso dicho de cierto presidente afirmando que “salgan a los centros comerciales a comprar y consumir, porque si no lo haces los terroristas van a ganar”.

La definición del consumo” es el proceso en el que la substancia de una cosa es completamente destruida, agotandolo, incorporandola o transformandola en otra cosa”. El consumo de bienes y servicios es la cantidad de ellos utilizado en un período de tiempo determinado.
Los Griegos describieron este fenomeno mas o menos cerca de 460 AC. Hipócrates identificó la tisis o el consumo como la enfermedad más común de su edad, pero a lo que se referia era la Tuberculosis y el consumo que conduce a ella.

Los líderes empresariales parecen menos entusiasmados con la perspectiva de una sociedad que no está centrada en el consumo. Lo que las familias se enfrentan hoy en día se ve más enfatizado en el trabajo – más trabajo, mayor productividad y consumir prácticamente cualquier cosa.

Para estar al tanto de su propio consumo y hacer algo al respecto parece ser una amenaza para las élites empresariales y políticas, los que controlan la riqueza, y los uno porcientos. Su único objetivo es satisfacer la necesidad física humana, más horas en el día para trabajar así que usted puede sentirse cansado y arreglarlo con ir a comprar algo aunque no te satisfaga. Sus beneficios se convierte en motivos tanto del creador como satisfactor de necesidades espirituales. Las muestras de iPhone y iPads en cajas bonitas trata de convencernos de que es consuelo a nuestras almas.

Cada dia aumenta el ingreso mental donde la gente se está dando cuenta de la inutilidad de trabajar hasta la muerte. No tiene sentido en trabajar más tiempo de lo debido. Dejándome con menos tiempo para el ocio, la familia, el disfrute de mi entorno, mis vecinos, el embellecimiento del jardín de la comunidad, ser capaz de tener el tiempo para ver a mis hijos jugando deportes, tener tiempo para mis aficiones, ver mis otros placers que tengo que sin duda no se pueden traducir en dólares. Convertirse “más rico de lo que piensas”, como dice el anuncio en cuanto a tu vida social.

Una mujer sostieniendo una enorme taza de té y con un acento del sur se unió a la conversación, parecía preocuparle las largas horas de trabajo de su hijo decía ella, “no tiene tiempo para vivir, para visitar y pasar tiempo con su familia y hacer las otras cosas que realmente le gusta hacer”. Todo el mundo piensa que van a hacerse rico al cumplir ocho horas de trabajo mas tiempo extra, realmente no hace una gran diferencia. Su contagioso acento de casi predicando al hablar, termina abruptamente cuando escucha su vuelo, dejandonos adivinando si estaba loca o preocupada. “cuando te entierren en ese agujero de 10×8 al final de tu camino, decia en voz alta, no te sobrara espacio para tus pertenencias materiales” agarrando su equipaje de mano y perdiendose en la línea de embarque.

Mi queja aquí no se trata de predicar política o de lavarte el cerebro de que dejes tu trabajo por completo o de convertirte en medioambientalista. Creo que mi corta amistad en Houston y yo estábamos expresando nuestra conciencia internal para tomar la decisión correcta acerca de cómo desear vivir, qué tipo de planeta deseamos dejarles a nuestros hijos. Podemos pensar fácilmente de acondicionamiento físico, la alimentación, incluso aventuras cuando se trata de extremo, pero ¿podriamos controlar nuestro consumo extremo? ¿Se puede desarrollar un programa extremo de hacer que no quieres ir de compras por lo que no es necesario? Por desgracia, ya que algunos de nosotros hemos descubierto tarde o posteriormente el consumo te consumirá.

Escoje uno o dos días de la semana, donde el desafío es no comprar nada nuevo (no incluyendo los alimentos). No sería demasiado desafío si haces una lista de cosas que necesitaras para la semana, marca las cosas que te harian falta para vivir y encontrar una forma alternativa de obtener el resto de los artículos (de segunda mano, pedir prestado o hacer que sea). Lo estoy experimentando yo mismo, me parece que no tengo una lista muy larga, así que esto podría ser relativamente fácil de cumplir.

¿Qué pasaria con la gente que tenga que comprar algo nuevo? Pueden hacerlo, con tal de que tengan moderación.

Mi tiempo se acercaba para tomar mi vuelo, Cody todavía tenía un par de horas mas para el suyo, nos despedimos. Le mencione que el haber tenido esta conversación fue una charla muy refrescante y fortuosa con alguien de una sociedad que explota a sus habitants convirtiendo cualquier cosa en un product. Cody, se miraba muy consciente del hecho de que ha sido una bendición tanto como una maldición. Me preocupa, dijo. “Otras sociedades están recogiendo los malos hábitos del consume, asegurandose de que va a ser difícil de revertir eso”.

Podemos romper ese ciclo apagando nuestras máquinas de consumo cuando las industrias crean suficiente de lo que necesitamos. Si lo hace, nos dará la oportunidad de volver a crear el tipo de comunidades saludables que están empezando a surgir, las comunidades en las que el bienestar es la preocupación principal en lugar de la sumisión a las máquinas y a los que los fabrican.
Una sociedad donde la gente tiene tiempo para jugar juntos, así como el trabajo en conjunto. Esa mezcla fértil de las relaciones humanas es necesario para crear sociedades humanas sanas y a su vez un planeta sano. El ahorro de nuestra tierra significa salvarnos de nosotros mismos y nuestra necesidad de consumir.

¿Serias capaz de seguir un programa come este? ¿Puedes desafiarte a ti mismo a no querer ir de compras por lo que no es necesario? Si lo haces, cuantanos como le hicistes o cualquier otra idea que puedas tener. Comparte tu historia.

Share

Tags: , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.